Slide background

En 1955 bom que bom inaugura su primer local en la ciudad de Pilar. Si bien no existía competencia, el desafío era grande: elaborar un producto natural y de calidad óptima para consumidores acostumbrados a los alimentos naturales y a la indiscutible artesanía culinaria de nuestras abuelas.
Ante semejante desafío salimos airosos.
En Pilar, decir cremas heladas es sinónimo de bom que bom.

Desde entonces, nuestra trayectoria ha sido consolidada en base a mantener un producto y servicio de excelencia, con materias primas naturales y de primera calidad.


Slide background
Slide background

Siguiendo la misma linea en 1986, incorporamos una nueva especialidad: nuestras facturas, elaboradas con el mismo esmero y dedicación, haciendo de cada una de ellas una pieza única. Además podes degustarlas en nuestro local, donde brindamos un variado servicio de cafetería.